Volver a GRECIA

Acrópolis de Atenas

S. V a.C.

La Acrópolis, la colina sagrada que domina la ciudad de Atenas y cuyos templos habían sido incendiados por los persas en 480 a.C., comenzó a ser reconstruida en mármol, luego que los atenienses rechazaron la invasión persa. Pericles, que gobernaba Atenas, encargó los planos de los templos al arquitecto Ictino y al escultor Fidias las esculturas y el asesoramiento general en la decoración de los mismos. Sobre la amplia esplanada resaltan las ruinas del Partenón.

Acrópolis;
reconstrucción

La ilustración reconstruye la vista de la Acrópolis en su estado original. Como detalle curioso, D. S. Robertson en su libro "Arquitectura Griega y Romana", refiere: «El Partenón es el más hermoso de todos los templos griegos, y de no haber sido por una desgraciada catástrofe a fines del siglo XVII, podría haber sido también el mejor conservado. Se convirtió en iglesia y más tarde en mezquita, y a pesar de varios cambios interiores importantes, se conservaba cubierto y casi íntegro hasta que, en 1687, una bomba veneciana hizo estallar la pólvora que en él había almacenado la guarnición turca. Todo el centro voló por los aires y a partir de entonces se convirtió en una ruina.» En la actualidad se están efectuando trabajos de reconstrucción que, lamentablemente, no podrán devolver el aspecto original al templo, debido al saqueo que sus esculturas y otras partes talladas, sufrieron durante el siglo XIX y que hoy se hallan en diversos museos de Europa, —principalmente en Londres— cuyas autoridades se niegan a devolverlas a pesar de los reiterados pedidos del gobierno griego.



   Volver a GRECIA, página 1