página 1 de 2

siguiente

G R E C I A
Línea de Tiempo
Aspectos Estéticos

Formas de representación

Lanzador de disco

Venus de Milo

El cuerpo humano es el motivo fundamental del arte griego, no sólo en su forma, sino también como medio para expresar el movimiento y las emociones. A diferencia del egipcio, el artista griego representa el mundo "como lo ve", forma de representación "naturalista" que perdurará en el arte occidental hasta el siglo XIX en forma excluyente (sólo abandonada durante el período medieval), y hasta hoy conviviendo con otros modos de representación.

De la pintura griega sólo se conocen relatos escritos, la decoración de piezas cerámicas y escasos ejemplos murales (p.ej.: la tumba real en Vergina, perteneciente al rey Filipo II de Macedonia), pero sin duda participaba de las características generales de la escultura en lo que a modos de representación y temas se refiere.

Ánfora con tapa
P.Arcaico

Vaso estilo geométrico

Período Geométrico: se denomina así a los siglos anteriores al s.VII a.C. Quedan pocos vestigios de este período, siendo lo más representativo piezas de cerámica funeraria decoradas con motivos de guardas geométricas, (denominadas "grecas") que hacia el siglo VIII a.C. comienzan a incorporar figuras humanas y zoomorfas muy estilizadas.

Kylix (vaso)

Período Arcaico: En este período la cerámica griega cobra un gran impulso, transformándose en una industria que exporta sus piezas a todo el mundo mediterraneo, distinguiéndose dos estilos: la cerámica de figura roja y la de figura negra. Pero también es a partir del s. VII a.C. que el arte griego comienza el desarrollo que marcará el rumbo del arte occidental. Partiendo de las normalizadas formas de representación egipcias, en dos siglos recorren el camino que va desde una definición rígida y reducida a los principales rasgos de la figura humana, hasta la dinámica y perfecta representación de su naturaleza. La serie de Kouros (estatuas de jóvenes desnudos) de las tres primeras ilustraciones muestra como la pericia de los escultores griegos va acercándose hasta alcanzar su objetivo final, ya en el período clásico, ejemplificado en la obra de Policleto (cuarta imagen).

Hermanos Cleobis y Biton

Kouros ateniense

Kouros Aristodikos

Doríforo

Período Clásico: llega a su perfección un modo de Representación naturalista: consistente en imitar a la naturaleza pero perfeccionando las formas según un ideal de belleza, (p.ej.: el famoso "perfil griego" de esculturas y cerámicas).

Áuriga de Delfos

La belleza de las formas se basa en el orden y las proporciones (relación entre las medidas de cada parte de una obra); orden y proporciones se dan por medio de la simetría y los sistemas de proporciones matemáticos en la arquitectura, y mediante el respeto de las relaciones y proporciones humanas, en la escultura y pintura, llegando a su perfección, en escultura, con el "Doríforo" del escultor Policleto, que establece el modelo o canon de belleza ideal griego; y, en arquitectura, con el "Partenón" de los arquitectos Ictino y Kalicrates y el escultor Fidias, templo considerado como la definición más perfecta del orden Dórico.

Acrópolis de Atenas

Partenón

Laocoonte y sus hijos

Friso del Altar de Zeus en Pérgamo

Período Helenístico: La representación se torna más realista (se tiende a representar el motivo "como es", aunque se aleje de la belleza ideal). La representación del cuerpo en movimiento y la búsqueda de un fuerte dramatismo son características de este período.


Temas

Los temas reflejan la mítologia, sus dioses y leyendas; los triunfos militares y/o deportivos y, en mucho menor medida, costumbres y vida cotidiana.


Otros Aspectos Estilísticos

El arte griego recoge del egipcio el concepto de orden y equilibrio y aporta la conquista del movimiento y del espacio, además de llevar a su perfección la representación de la apariencia natural, abandonando la antigua norma egipcia de mostrar todo lo que se sabía que pertenece a la realidad.

El Discóbolo de Mirón

Capitel Dórico del Partenón

Templo Jónico: Atenea Nike; Acrópolis

Orden Corintio

En arquitectura, en el período Clásico se definen los "órdenes" Dórico y Jónico; durante el período Helenístico aparece el orden Corintio, más esbelto y ornamentado que los dos anteriores.