Volver a ROMA

Calíope sentada

s. II d.C.
Mármol
Museo Pío Clementino, Vaticano

Una de las nueve musas de la mitología greco-romana. Las musas eran las diosas que, según creían los griegos, inspiraban a los artistas; Calíope presidía la elocuencia y la poesía heróica. Debe recordarse que las artes plásticas no tenían musas inspiradoras, pues no eran consideradas artes sino artesanías, oficios, debido a que su realización dependía del trabajo manual y no mental como el los poetas o músicos. Por otra parte, quienes lo realizaban, lo hacían como medio de vida, por una paga, lo que era considerado indigno.

Recién en el siglo XIII, será Santo Tomás de Aquino el que hace notar que a la mano la guía la mente y que el pintor y el escultor conciben sus obras mediante su intelecto; sin embargo tardará algunos siglos más el que este concepto sea aceptado por la generalidad de las personas y los artistas plásticos alcancen el prestigio social que siempre gozaron los literatos y compositores.



   Volver a ROMA, página 2