Volver a ROMA

Paisaje

s. I d.C.

Fresco en Villa de Livia.
Prima Porta, cerca de Roma; Italia.

Esta pintura mural en la entrada de la Villa de Livia en Prima Porta, a las afueras de Roma, es un ejemplo del uso ilusionista de la pintura que los artistas romanos usaron en la decoración de villas y palacios. Crea la ilusión de un jardín, simulando que el muro no existe. Pintado al fresco, muestra pájaros, frutas y árboles con gran realismo. Un enrejado nos separa de una estrecha franja de hierba, y detrás una pared baja se antepone a los árboles frutales.

Este ilusionismo pictórico se volvió a emplear en Occidente durante el siglo XVII y XVIII, durante el período Barroco, fundamentalmente en el estilo Rococó. Se lo denominó trompe l'oeil, en francés, o trampantojo en España; literalmente "trampa para el ojo".



   Volver a ROMA, página 2