Volver a ROMA

Ruinas de las Termas de Caracalla

Siglo III d.C.
Roma, Italia

Estas Termas fueron construidas por el emperador Caracalla, que reinó del 211 al 217 d.C., y fueron terminadas por Alejandro Severo, unos veinte años después. Contaba con los locales comunes en todos los baños públicos romanos a los que agregaba bibliotecas, quizás tiendas, y otros salones, en una estructura edilicia sumamente complicada que no se explica sólo por sus funciones del baño y la gimnasia. Las termas daban al visitante la oportunidad de cultivar el espíritu mediante la conversación, la lectura y otras actividades intelectuales, y durante la época imperial fueron verdaderos "centros cívicos" donde se adoptaban importantes decisiones políticas o de negocios.

Reconstrucción de la planta de las Termas de Caracalla

El edificio principal se hallaba ubicado dentro de amplios jardines rodeados por un muro aporticado en todo su frente y parte de los laterales; este muro continuaba a ambos lados con sendas salientes curvas que encerraban edificios secundarios tales como bibliotecas y otras salas. Hacia atrás se cerraba con un "stadium" y los depósitos de agua, alimentados por el acueducto llamado "Aqua Marcia". El conjunto medía en total unos 329 metros por lado.

Las Termas eran un edificio simétrico que contenía un complejo de habitaciones y espacios abiertos de diversas alturas, algunos de más de una planta y cuya exacta utilización, en muchos casos, no se sabe con certeza.

Ilustración reconstruyendo la probable apariencia de las Termas, exterior e interior.



   Volver a ROMA, página 1