Volver a EDAD MEDIA

Libro de Kells
Prendimiento de Cristo

ca. fin del s.VIII - comienzo del s.IX
Trinity College Library, Dublin

El Libro de Kells es un manuscrito realizado por monjes celtas, alrededor del año 800 d.C., supuestamente confeccionado en el monasterio de Iona o en Kells, ambos en Irlanda. Es uno de los más bellos y profusamente ilustrado con una exquisita técnica, de todos los códices que se han conservado del período medieval. Tiene los cuatro Evangelios de la Biblia en latín con comentarios preliminares y aclaraciones y numerosas ilustraciones a todo color. El nombre de "Libro de Kells" proviene de la Abadía de Kells, Irlanda, donde se lo conservó durante la mayor parte de la Edad Media. Desde 1661 pertenece a la biblioteca del Trinity College en Dublin, Irlanda, y es exhibido al público desde el siglo XIX.

Luego de sucesivas reconstrucciones en los siglos XVIII, XIX y XX, actualmente el libro está compuesto por 340 folios de pergamino, de 330 x 250 mm. Se supone que se han perdido cerca de 30 folios. Aparentemente el libro quedó sin terminar; está incompleto el texto del Evangelio de San Juan y algunas de las ilustraciones están dibujadas en línea, sin haber sido coloreadas.

Libro de Kells
Página inicial del Evangelio de San Juan

ca. fin del s.VIII - comienzo del s.IX
Trinity College Library, Dublin


Como los folios eran desparejos en su tamaño, en la reconstrucción efectuada en el siglo XVIII fueron cortados a sus actuales medidas, quedando algunas ilustraciones ligeramente recortadas, como en este "incipit".

La iluminación de este libro es de una extraordinaria calidad. La complejidad de sus diseños es pasmosa. En una pequeña parte de una ilustración, de unos pocos centímetros cuadrados, es posible contar más de 150 complejos estrelazados de bandas blancas con bordes negros. Algunas partes sólo pueden ser completamente apreciadas con la ayuda de una potente lupa; debe tenerse en cuenta que lentes de este poder no estuvieron disponibles hasta cientos de años más tarde, por lo que los iluminadores no pudieron valerse de tal ayuda en su trabajo. El complicado anudado y entrelazado encontrado en este manuscrito y otros similares, tiene un estrecho paralelo con el trabajo de orfebrería, en el que eran sumamente diestros los pueblos del norte de Europa: Celtas, Germanos, Francos, etc.; con el que realizaban broches y adornos para sus vestidos, escudos y empuñaduras de todo tipo de armas y otros accesorios. En contraste, lo elemental de las representaciones humanas muestra la ausencia de una tradición de representación antropomorfa, también propia de estos pueblos, que por su condición seminómade, no habían desarrollado las artes plásticas (pintura, escultura y arquitectura).

Libro de Kells
Tabla canónica de Eusebio de Cesarea

ca. fin del s.VIII - comienzo del s.IX
Trinity College Library, Dublin


Estas tablas constituyen una referencia cruzada de los cuatro Evangelios, indicando en qué capítulo de cada Evangelio se halla un mismo episodio de la vida de Cristo. Fueron desarrolladas por Eusebio de Cesarea para resaltar ante el lector, la unidad del texto bíblico y era tradicional incluirlas en los Evangeliarios medievales entre los textos preliminares.



   Volver a EDAD MEDIA, página 1