Volver a EDAD MEDIA

La Virgen y el Niño

Nogal con pintura, tela enyesada.
fines del S.XII; Auvergne, Francia
The Metropolitan Museum of Art, New York

Durante la Edad Media se establecieron formas iconográficas simbólicas para la representación de la Sagrada Familia o de la Virgen y el Niño. Una de ellas consistió en representar a la Virgen María sentada en un trono real, estando a su vez su cuerpo a modo de trono del Niño Jesús, sentado en sus rodillas. Esta forma denominada "Virgen entronizada", se constituyó en un patrón ampliamente utilizado, tanto en pintura como en escultura. Esta talla procedente de Francia, es un ejemplo claro de tal composición iconográfica.



   Volver a EDAD MEDIA, página 1