página 2 - volver a pág. 1

anterior

EDAD MEDIA
Línea de Tiempo
Aspectos Socio-Culturales

Función Social del Arte

Pórtico de la Gloria;
Catedral de Santiago de Compostela

Lo religioso domina la vida cotidiana y la cultura medieval. El arte deja de existir como algo bello en sí mismo, su finalidad es evocar el poder de Dios y comunicar el mensaje bíblico. Prácticamente hasta el siglo XII, toda la producción cultural, científica y artística sale de los monasterios y está destinada a afirmar la supremacía de la fe sobre la ciencia y sobre toda búsqueda intelectual; bajo este concepto, se detiene la investigación racional (científica) de la naturaleza porque "todo está explicado en la Biblia"; por otra parte, es gracias a la paciente labor de copia de la producción literaria, científica y filosófica de la antigüedad greco-romana realizada en los monasterios, y su distribución por las bibliotecas monacales de toda Europa, que ese tesoro intelectual de la humanidad sobrevivió.

Alta Edad Media: predomina un pensamiento místico, para el que todo lo relativo a la vida terrenal está relacionado con la fe y las verdades eternas; la vida intelectual, la ciencia y el arte dependen de la autoridad de la Iglesia; así todo lo humano esta referido a lo divino y en cada cosa se ve la expresión de un sentido y una intención divina. A expresar ese sentido se subordina el arte renunciando a toda intención naturalista en la representación.

Profetas; Pórtico de la Gloria

Baja Edad Media:

Período Románico: a partir de los siglos IX y X la Iglesia promueve la decoración de los templos con imágenes que representen escenas bíblicas y de la vida de los Santos como medio de hacer llegar la doctrina católica al pueblo iletrado; el arte será la "Biblia de los pobres". En arquitectura, la catedral representa el orden divino en el mundo; su forma y diseño están en función de los significados simbólicos cristianos que debe representar. El Románico es la culminación en el arte, de todo el sistema político, social y cultural del feudalismo medieval. Hacia el final del período comienzan a aparecer los signos de un cambio cultural que se reflejará en las formas artísticas.

Pórtico norte de la catedral de Chartres (detalle)

Período Gótico: el resurgimiento del comercio y de las ciudades; la formación de una burguesía urbana y la paulatina transformación de la estructura política feudal en favor de un poder centralizado que dará origen a los futuros estados nacionales, genera inevitablemente cambios en el modo de pensar y ver la vida; poco a poco el misticismo va cediendo paso a un renovado interés por el mundo que rodea al hombre.

Catedral de Reims

Tanto la búsqueda tecnológica que culmina en el sistema constructivo gótico, como el mayor naturalismo en las formas de representación en la pintura y escultura, ponen de manifiesto este renovado interés hacia la naturaleza, y la recuperación de la razón como medio de conocerla, sin que eso signifique negar la fe sino, por el contrario, un modo diferente de acercarse a Dios.


Valoración Social del Artista

El hermano Rufillus trazando la letra R

Continúa siendo considerado como un artesano, un trabajador manual de poco prestigio. Hasta el período Románico la mayor parte de la producción artística sale de los talleres monacales donde trabajaban clérigos y laicos. A fines de la Edad Media se organiza el trabajo agrupandose los oficios por gremios, fuera ya de la estructura eclesiástica; dentro de estos gremios se daba el aprendizaje del oficio en los talleres de cada “maestro”, quien era el que recibía los encargos. El gremio protegía a sus miembros haciendo muy dificil el trabajo fuera de esta organización.


Modo de Trabajo del Artista

El rey Offa y su arquitecto visitando la construcción de una catedral

Trabaja por encargo, siendo el cliente quien elige el motivo, sus características generales y hasta la calidad de los materiales a utilizar. Desde la Alta Edad Media hasta comienzos del Gótico, la Iglesia es, practicamente, el único cliente de obras de arte. Pero durante el s.XIV la burguesía se convierte en el principal cliente de los "maestros", establecidos con sus talleres en las principales ciudades. Estos talleres, —donde cada obra es hecha, en realidad, por muchas manos; además de las del maestro, las de discípulos, ayudantes y aprendices trabajando sobre los bocetos y bajo la dirección del dueño del taller—, son característicos del trabajo artesanal y de una producción organizada con criterio industrial.

En la construcción de iglesias y catedrales no existe aun la figura del arquitecto como responsable del diseño total; cada gremio tenía cierta libertad dentro del plan general fijado por el comité catedralicio y dirigido por un “maestro de obra”, generalmente un clérigo (cuyos nombres han quedado registrados en los archivos de la iglesia, razón por la que se han llegado a conocer, no así los de los artistas que realizaron las esculturas y ornamentos); dentro de ese plan director, cada artesano sabía qué hacer y cómo hacerlo.


Otros ejemplos destacables

Díptico de Wilton

Busto de Marie de France

Santa Sofía

Figuras en un jardín de rosas

Links sobre el tema

* Catedral de Santiago de Compostela:

http://www.archicompostela.org/Instituciones/Catedral/catedral.htm

* Catedrales góticas: http://www2.art.utah.edu/cathedral/

* Díptico Wilton:

http://www.nationalgallery.org.uk/cgi-bin/WebObjects.dll/CollectionPublisher.woa/wa/Explorer1260