Cueva de Levanzo

Botón

Apuntes


Apuntes


La Cueva de Levanzo



Figuras Humanas
Pinturas rupestres (detalle)
Gruta del Genovés, Levanzo, Islas Egates, Sicilia, Italia. 15.000 a.C. - 10.000 a.C.
Fotografía: Internet
E

n el area de Sicilia y las pequeñas islas que la rodean, durante el siglo XX, se han descubierto algunas grutas con decoraciones rupestres datadas hacia finales del Paleolítico Superior. Las figuras humanas que se muestran aparecen dentro de un grupo con algunos animales, delfines y otras formas no reconocibles, todas con la misma definición elemental y rígida, de sexo indefinido y sin compañía de animales, por lo que se supone que la gruta fue utilizada como lugar de sacrificios y ritos mágicos.


Vista general
Gruta del Genovés,
Vista general de la pared decorada

Fotografía: Internet (https://gaetaniumberto.wordpress.com)

Fig. Humana
Gruta del Genovés, Figura Humana
Fotografía: Locutus Borg / Dominio Público

También se encuentran pinturas que datan de la fase final del Neolítico. Representan cuerpos filiformes y estilizados de color negro entre las cuales hay un atún y un delfín: siendo de las primeras representaciones de peces en toda Europa. En la misma gruta había vajilla y cuchillos de sílex. Los grafitis fueron realizados 10.000 años a.C., cuando Levanzo y Favignana no eran islas, sino una prolongación de Sicilia. La zona, rica de vegetación y poblada de animales hoy desaparecidos, como los ciervos, pero que en aquellos tiempos serían “familiares” a los hombres dado que han sido objeto de reproducción en las representaciones murales. Además de los ciervos, hay representaciones de bovinos, equinos y otro animal que parecería ser un felino. Las bestias aparecen en varios contextos: pastando, corriendo o perseguidos por las lanzas de los cazadores.

La gruta del Genovese, lleva el nombre de la caleta homónima por la cual se accede. El guardián de la cueva es el señor Giuseppe Castiglione, su propietario, con el que hay que tratar para poder ver los grafitis. Para hacer fotografías es necesario pedir autorización a la Superintendencia Arqueológica de Palermo.