Escultura romana

Botón
Apuntes

Apuntes

La Escultura en la antigüedad romana


Construcción

Volver a ROMA

Emperador César Augusto

20 a.C.

Mármol

Museo Vaticano, Roma.

Imagen apoteósica de Augusto en la que aparece triunfador ataviado con su uniforme militar y descalzo, tal y como se representaba a los héroes. En la coraza, se muestran escenas alegóricas de las campañas militares del emperador. Esta obra es una copia de un original anterior que posiblemente estuviera realizado en bronce o en oro, y que era la representación del emperador que más apreciaba su esposa Livia. Por ello, al enviudar y retirarse a su residencia de Prima Porta, un lugar en las afueras de Roma, la emperatriz mandó realizar esta réplica.

Volver a ROMA

Arco de Tito

85 d.C.
Roma, Italia

Este Arco de Triunfo es el más antiguo de los que aun existen en Roma. Dedicado en 85 d.C. por Domiciano, conmemora la victoria de su hermano Tito sobre Judea en 70 d.C. Tito murió durante una plaga luego de gobernar el Imperio sólo dos años; el Senado lo recompenso con el título de "Divus" (Divino) que aparece en la leyenda grabada en el frente del Arco.

En las caras interiores del arco, dos relieves representan escenas de la procesión triunfal luego del saqueo de Jerusalen. De un lado, (foto de la izquierda) los soldados transportan el botín tomado del Templo de Jerusalen, incluyendo un candelabro de siete brazos, trompetas de plata y la tabla para el pan. Del otro lado, (foto de la derecha) el relieve presenta al emperador Tito en su carro y rodeado por sus legionarios. La Diosa de la Victoria lo está coronando mientras la Diosa Roma, vestida de Amazona, sujeta las riendas.



A comienzos del siglo IV, el emperador Constantino —el que legalizara el culto cristiano en el Imperio— hizo construir un arco de triunfo al que, para darle una mayor amplitud y grandiosidad, se le agregaron dos arcadas menores a los lados. Este esquema compositivo fue adaptado en el Renacimiento para fachada de iglesia, por el arquitecto León Battista Alberti, ya que permitía colocar los portales de acceso a la nave principal en el centro, a las naves laterales a ambos lados, y constituía a la vez, un símbolo del triunfo de la cristiandad.

Arco de Constantino

313 - 315
Roma, Italia

Volver a Roma, página 2

Estatua de Venus Generatriz

ca. 100 - 200 d.C.
Mármol

Venus, nombre romano de Afrodita, la diosa griega del amor, representada de pie, vestida con una fina y adherente túnica que deja un pecho desnudo y destaca la belleza de su cuerpo. La representación de una diosa en esta pose y así vestida, conocido como el tipo "Venus Generatriz", fue motivo de numerosas réplicas romanas. Las múltiples versiones de esta estatua han conducido a los estudiosos a la conclusión de que reproduce una estatua griega perdida que debe haber sido muy famosa en la antiguedad. El estilo de la adherente, casi mojada, vestimenta permite fechar la escultura griega original en alrededor del 410 a.C. A juzgar por la forma de la base, esta copia romana fue hecha en el s.II d.C. Probablemente decoraba una villa privada. El poco cuidadoso trabajo de la espalda de la figura sugiere que originalmente estaba dispuesta en un nicho.

Venus fue la deidad más popular del arte clásico occidental, retratada frecuentemente por los antiguos y favorita desde el Renacimiento en adelante. En el arte griego, Afrodita usualmente aparece como un personaje principal en escenas con otros dioses y diosas o sola con su hijo Eros. En la mayor parte del arte griego, Afrodita aparece vestida. Imágenes desnuda de ella, creación del escultor Praxíteles, se hicieron populares recién en el período Helenístico y con los romanos.

Con el revivido interés en la antigüedad clásica producido en el Renacimiento, otra vez los artistas comenzaron a representar a Venus desnuda. Artistas y clientes ponían el acento en su sensualidad; a menudo ubicaban imágenes eróticas de la diosa en dormitorios o detrás de cortinados. Escenas de Venus frecuentemente servían de escusa para mostrar desnudos femeninos, que de otro modo no eran un motivo aceptable en el arte de la época. (Vease "El Nacimiento de Venus" de Sandro Botticelli).

Volver a ROMA

Calíope sentada

s. II d.C.
Mármol
Museo Pío Clementino, Vaticano

Una de las nueve musas de la mitología greco-romana. Las musas eran las diosas que, según creían los griegos, inspiraban a los artistas; Calíope presidía la elocuencia y la poesía heróica. Debe recordarse que las artes plásticas no tenían musas inspiradoras, pues no eran consideradas artes sino artesanías, oficios, debido a que su realización dependía del trabajo manual y no mental como el los poetas o músicos. Por otra parte, quienes lo realizaban, lo hacían como medio de vida, por una paga, lo que era considerado indigno.

Recién en el siglo XIII, será Santo Tomás de Aquino el que hace notar que a la mano la guía la mente y que el pintor y el escultor conciben sus obras mediante su intelecto; sin embargo tardará algunos siglos más el que este concepto sea aceptado por la generalidad de las personas y los artistas plásticos alcancen el prestigio social que siempre gozaron los literatos y compositores.